25 ago. 2007

Decálogo de los sentimientos de un día de vacaciones.

Quería, quiero, describir mi pasado día 21, y lo voy hacer, aunque no como había pensado, sino con la sutileza de los sentimientos, que dicho día dejó en mi alma y la realidad de diez palabras, encadenadas y enlazadas por la verdad de las emociones y la razón de siete corazones, uno uruguayo, tres catalanes y tres andaluces, cuatro mujeres, tres hombres, con edades comprendidas entre catorce y setenta y tres, que supimos compartir sin condiciones.(Mi familia)

  • Tranquilidad por el sosiego, la calma y la voluntad del querer hacer.
  • Familia por el grupo, el conjunto, el clan.
  • Amor por aquello que es especialmente querido, por la ternura…
  • Cariño por el afecto y la inclinación hacía el amor.
  • Respeto por la consideración y miramiento.
  • Libertad por la franqueza y la espontaneidad.
  • Alegría por el entusiasmo, la satisfacción y el momento de felicidad.
  • Luces por el color, el resplandecer y el brillo de los sentimientos.
  • Entendimiento por la comprensión y la deferencia.
  • Música por el sonido de la melodía siempre… en buena armonía.

2 comentarios:

BalaNegra dijo...

Enhorabuena.

Es una suerte poder escribir tanto y tan bello sobre tu familia :-)

Anónimo dijo...

Bonitos sentimientos que compartísteis en un sólo día.