27 oct. 2008

Arrabal

Todo principio tiene su final o al menos su intermedio. Y a este lugar le ha llegado su momento. Es tiempo de un entreacto, de un antes y un después. Volveré, lo haré cuando mi vida este en orden o cuando el caos pase por mi puerta, cuando las palabras vengan a mi mente o cuando los sentimientos necesiten aflorar en forma de símbolos. Ahora, hoy por hoy no quiero escribir. No quiero contar nada de mí, no me interesa la actualidad, tengo pocos chistes que reflejar, mis reflexiones brillarían por su imparcialidad, la lírica me abandonó y la poca inspiración que me quedaba se va yendo poco a poco por la puerta de atrás. Me retiro antes de que me sobren más motivos. Me voy en busca de mi ansiado equilibrio a la espera de una primavera que no me hiele la sangre, tras un proyecto de futuro que deje filtrar rayos de sol. Me resguardo con mi gente agradeciéndole al universo la suerte que tengo de contar con ellos y me recojo conmigo misma en prórroga de tiempos mejores o peores, no obstante diferentes.
Después de un año y siete meses por aquí, con menos de cien entradas, me llevo bastantes comentarios, muchos aprecios, algunos afectos, abundantes enseñanzas, mil sensaciones… que ya son parte de mi y que siempre estarán conmigo. Gracias a todos por todo…por dejarme conocer fragmentos de ustedes, por leerme, por comentarme, por enseñarme, pero sobre todo por el afecto que desinteresadamente muchos me habéis brindado.
Hasta siempre. Nos vemos…porque yo abandono mi rincón, pero no los vuestros que ya son parte de mi prensa diaria y es que siempre me van a seguir seduciendo las mentes. Sigo desde el extrarradio.

25 oct. 2008

El placer no esta en follar. Es igual que con las drogas. A mi no me atraen un buen culo, un par de tetas o una polla así de gorda. Bueno, no es que no me atraigan, claro que me atraen, me encantan. Pero no me seducen. Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia. Me seducen una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer. Conocer, poseer, dominar, admirar. La mente, Hache, yo hago el amor con las mentes. ¡Hay que follarse a las mentes!
Dante. Martín (Hache)

16 oct. 2008

Filosofía, realidad, rebeldía.

Al hilo de mi última entrada y los últimos comentarios (que me han llevado a pensar en ello) por mi momento personal, las circunstancias y mi realidad “objetiva” (esa que ve la mayoría) más mi propia realidad me declaro en rebeldía con la filosofía de la realidad objetiva y la realidad subjetiva.
La realidad es tal por una combinación de percepción, concepción y acción. Es decir que aunque la realidad pueda parecer objetiva yo tengo mi propia percepción de ella, yo hago mi propia apreciación de la realidad objetiva e intervengo y es ahí cuando pasa a ser subjetiva.
A pesar de que la realidad objetiva es la reconocida por casi todos, no tiene por que ser la cierta, para eso esta la realidad subjetiva que es el punto de vista personal.
En la realidad qué es objetivo es aquello que nosotros creemos ver, por tanto automáticamente pasa a ser subjetiva.
O sea que la realidad depende de la posición del observador…mil posiciones distintas, mil realidades distintas y un único evento. Algo así como que todo depende del color del cristal con que se mire.
La realidad es individual, es mía y no es precisamente la realidad de alguien mas…todo depende de la percepción de los sentidos, lo que la hace moldeable y manipulable.
Concretando: no es posible saber la realidad mientras no haya un observador y un observador es un sujeto con su propia subjetividad. La objetividad depende de la realidad del propio sujeto, mientras que la subjetividad es seguro que es real para el observador.
Un galimatías de palabras para resumir una realidad que siempre es subjetiva y nuestra…nosotros no somos de ella.
Ya lo dijo Descartes: Cogito ergo sum.

6 oct. 2008

Jugar por jugar.



Sin nada que contar, sin reflexión alguna que dejar, sin noticia o evento que referir.
Viviendo la vida…Así que me apropio de las palabras de mi amigo Sabina...
Y sigo soñando con los píes y viviendo al revés.

*

Entre la locura y la cordura.
Buscando el equilibrio oscilando de un extremo al otro… tratando de acercarme al punto medio.
Coexistiendo el presente interpretándolo como un juego de ida y vuelta entre lo vivido y lo porvenir.
Un lunes más y un día menos…con la certidumbre de que aunque el café siempre me ha gustado sólo, las cosas con un poquito de azúcar saben bastante...exageradamente mejor. Y es que a fin de cuentas la realidad es nuestra, nosotros no somos de la realidad.