31 mar. 2007

Todo es eventual virtual y relativo.

Leía hace un tiempo en una Web que visitaba el comentario de un chico, que decía no entender porqué muchos de nosotros andamos por Internet, el chico en cuestión decía estar allí por aprender del comportamiento de los demás ya que tenia pensado escribir un libro a cerca de los asiduos de Internet. Una de sus grandes dudas era el porqué mujeres bellas estaban en dicha página.
Sinceramente me molesto, y lo hizo porque yo como mujer me sentí aludida. Hoy mirando mis documentos he encontrado la contestación que en su día le deje y me ha parecido oportuno colocarla aquí.



“Entiendo que desde tu punto de vista de hombre pongas de ejemplo a las mujeres despampanantes y bellas que pueden tener en la calle lo que buscan aquí, pero quiero dejar constancia de que los hombres buscan con las mismas ansias lo que igual pueden encontrar en la calle” (según este chico todos buscamos algo…parece ser que para él muy vinculado a relaciones)
Hecho este inciso tengo diferentes teorías de cada uno de los personajes que intervienen en esta película virtual y lógicamente empiezo por mi misma, yo estoy aquí por varias razones, la principal y Primera mi neura que consiste en buscar la aceptación de algunos personajes ...que no de todos... a través de mis escritos, comentarios, gracias… y te preguntarás por qué, sencillamente porque desde que tenia uso de razón me hicieron creer que nada lo acababa de hacer bien, a día de hoy a mis 42 años aún, de vez en cuando (cada vez más de tarde en tarde) necesito la jodida aprobación de los demás.
Segunda por motivos de salud tengo determinadas limitaciones matutinas, lo cual en su momento me llevo a introducirme en este mundo cibernético porque así el tiempo me pasaba y me pasa antes, y además me gusta Internet y lo que me aporta, llegados a este punto le tome el gusto al rollo de conocer gente y cotillear placidamente sentada en casa.
Tercero soy vaga, no me gustan las reuniones sociales ni el visiteo de las amistades de turno, necesito mi propio espacio y no quiero que sea invadido. En lo que tú llamas mundo virtual mi espacio es igualmente invadido pero yo estoy mientras tanto en el otro extremo de la ciudad viendo televisión o rascándome la oreja y la invasión no me molesta absolutamente nada ya que atenderé la visita cuándo y si es que me da la gana. Como ves es una gran ventaja.

Por tanto tengo teorías varias del por qué la gente entramos aquí que van desde el/ la neurótica de turno al obseso sexual pasando por las/los amos de casa, parejas en crisis o aburridas de la convivencia siguiendo por personajes vagos _cómodos, limitados, inseguros, cotillas... la lista seria interminable, por ejemplo tú dices que estás por investigar, perfecto, investigar y cotillear, para mi es lo mismo.

En mi día a día me cuestiono todo y eso hace la diferencia, porque me hace crecer como ser humano, así pues no sólo cuestiono Internet, que tiene bastante por cuestionar, sino que cuestiono cada uno de mis actos para así aprender de mi y después de los demás, por tanto creo saber... que no sé (puesto que nadie estamos en el poder absoluto de la verdad)...en que creer, que es lo que veo y por supuesto
tengo clarísimo lo que quiero.

Para terminar te cuento que mi marido y yo nos conocimos en Internet, que mi mejor amiga también es de Internet, que he conocido gente divina, estupenda y maravillosa por este medio.
Que cuando mi familia me fallo...que por cierto van de divinos maravillosos por la vida....Y yo estaba entre la vida y la muerte, entre volver a caminar o salir en una silla de ruedas a mi lado tenía solamente a mi hija mi marido y mi mejor amiga...Todos de Internet salvo mi hija.

¿Quién o cómo se establecen los límites de la realidad?
¿Qué es virtual o qué es real?

No nos engañemos, somos egoístas.

Somos egoístas, todo lo que hacemos sea bueno malo o regular es en beneficio propio. Siento, pienso que la vida nos va dando aquello nos vamos ganando.
Egoístas porque evidentemente todos vamos buscando lo que nos proporcione placer o disfrute y obviando o al menos minimizando lo que nos aporte dolor. Poseemos instinto de supervivencia, un amor desmedido y excesivo a nuestra persona.

Que alguien anteponga sus propios intereses por encima de los de otros es facilísimo y es que los derechos de los demás son importantísimos hasta que se cruzan con los propios.

Por ejemplo (drástico aunque certero) los que se van a una ONG en África, Sudamérica, india, etc, lo hacen por egoísmo, se realizan como personas, les es gratificante, es decir es su propio beneficio, ya que el orgasmo mental que les produce el bien, la sonrisa, la gratitud de esas pobres gentes, les da el sentido a sus vidas que no encontrarían de cualquier otra forma
Si está acción les produjera malestar, desagrado y no les llenara dándole un “gran sentido a sus vidas” seguramente estarían haciendo cualquier otra cosa.

Amor y amistad…son los que necesitamos en cada etapa de nuestra vida, por tanto los que nosotros mismo atraemos, sin ser conscientes de ello o a veces incluso siéndolo, son una concurrencia de necesidades, un interés común. Es en estás situaciones (de amor y amistad) cuando el bienestar de los otros crea en nosotros placer, cuando el dolor de ellos se siente como propio. Es decir, prolongando el bienestar de ellos prolongas el tuyo propio y no es que quieras acabar con “su” dolor sino con el tuyo propio.

Y para que no quepa duda de lo expuesto, dejo unos ejemplos : yo puedo pasar horas escuchando los problemas de mis amigas aún y doliéndome la cabeza y robándome mi propio tiempo, porque me produce placer la sensación de serles útil, porque han hecho tanto por mi que necesito devolverles el favor. Sin embargo soy incapaz de atender y escuchar los problemas de un conocido, ya que la paciencia no es precisamente mi virtud y además la felicidad de mis conocidos me es ajena, mientras que el bienestar de mis amigas se ha ido convirtiendo con el tiempo en una necesidad.
En el amor es igual pero aumentado, ponderado: es cuando yo me diluyo, cuando yo no existo, cuando muero para nacer como otra persona mucho mejor. Es un estado de dopaje total ya que “la”, “las” personas amadas me donan o conceden poderes que me hacen mejor, puedo hacer cosas en otras situaciones imposibles y me animan a superarme día a día, en definitiva es que me llenan de vida. Y esto lo hacen posible mi hija y mi pareja.

Así que no lamento ser egoísta.

25 mar. 2007

AnA mi amiga mi hermana.

Anoche pensaba qué escribirte, que no resultara cursi, cómo decirte lo que has llegado a significar para mí sin resultar empalagosa, hoy he pensado que nada mejor que dejarme de historias, seguir mis impulsos y plasmar lo que siento, lo que me transmites…son muchas emociones, son sensaciones, son reacciones, unas excelentes, otras no tanto , alguna ( ya lo sabes) rabia. Y todas ellas “Hermana” en conjunto paz.

Hoy quiero darte las gracias por cruzarte en mi camino, por abrirme tu corazón, por conseguir que yo abriera el mío (sabes que alguno de mis secretos solo lo comparto contigo)

Hoy quiero reiterarte que eres esa amiga que le resta silencios a mi alma.

Hoy me apetece decirte, te quiero…y me gusta quererte.

Hoy quiero regalarte la cosecha, de lo que sembraste en mí…serenidad, bondad, paz, alegría, confianza…Y luz, para que sigas brillando y tus destellos continúen proyectando…hoy, mañana y siempre.

Sorpresas gratas de la vida.

Cada día aprendemos algo nuevo, eso es evidente. Cada día algo nos sorprende, algo nos inquieta, algo nos motiva, algo nos preocupa, algo nos enamora, algo nos desencanta, algo nos duele y algo nos alegra.
Últimamente alguien me sorprendió, me motivó, me encantó y me alegró. Ella es Nuria la sobrina de una buena amiga. El veintiuno de enero sufrió un gravísimo accidente de tráfico, que a sus dieciocho años la ha mantenido en un grave estado de salud, sumida en la semiinconsciencia. Durante estos más de dos meses, he compartido con su tía muchos, muchísimos momentos, amargos, resignados, tristes, desesperados e incluso alegres.
Hace unas noches, cuando menos lo esperaba sonó mi móvil, era Mili (normalmente, hablamos a diario), pensé que me iba a contar que tal le había ido el día y por saber como ando de mis cosas, tras cruzar un breve saludo me dijo: niña espera que alguien te quiere saludar…Fue la hostia…alguien al otro lado me decía: hola guapa, te quiero mucho…Ufff que de sensaciones y emociones. Nuria aún no tiene total coherencia, pero si mucho amor, cariño por dar y recibir, no tengo palabras para describir todo lo que sentí, sí puedo decir que lloré de alegría,(cuestión, difícil en mi, ya que no soy nada dada a llorar…Si acaso, de rabia) que fui feliz, que agradecí, reí…Simplemente fue genial.
Es increíble que un ángel (si es que existen) me diera ánimos a mí un demonio, que cree estar de vuelta de todo…cuando no es así.
Gracias Milagros por llamar y sobre todo gracias Nuria por la lección que me has dado, gracias.

Siempre aprendiendo.

Resistiendo.

Segundo intento. Tras fallar el primero aquí estoy de nuevo volviendo a intentarlo. Para ello me viene como anillo al dedo la letra de una canción, que siempre me ha encantado por lo mucho que transmite...y por considerarme una superviviente... que por cierto es la mejor forma de describirme a mi misma.

Resistiré
Cuando pierda todas las partidas
cuando duerma con la soledad
cuando se me cierren las salidas
y la noche no me deje en paz.

Cuando tenga miedo del silencio
cuando cueste mantenerse en pie
cuando se rebelen los recuerdos
y me pongan contra la pared.

Resistiré para seguir viviendo
me volveré de hierro para endurecer la piel
y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
soy como el junco que se dobla
pero siempre sigue en pie.

Resistiré para seguir viviendo
soportaré los golpes y jamás me rendiré
y aunque los sueños se me rompan en pedazos
resistiré, resistiré.

Cuando el mundo pierda toda magia
cuando mi enemigo sea yo
cuando me apuñale la nostalgia
y no reconozca ni mi voz.

Cuando me amenace la locura
cuando en mi moneda salga cruz
cuando el diablo pase la factura
o si alguna vez me faltas tú.

Resistiré para seguir viviendo
me volveré de hierro para endurecer la piel
y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
soy como el junco que se dobla
pero siempre sigue en pie.
Resistiré para seguir viviendo
soportaré los golpes y jamás me rendiré
y aunque los sueños se me rompan en pedazos
resistiré, resistiré.

(Letra de La Calva y Toro)