24 abr. 2008

Puta vida o vida puta.

La música amansa a las fieras y supongo que ese efecto surte en mí…

Mi mes de abril, está siendo una mierda; bueno tampoco es que me importe, ha sido un mes que nunca me ha gustado y que la vida me robó hace demasiados años y me volvió a robar una vez más…me robaba vidas. Vidas de los míos.

Ha sido este un día raro, tonto; bueno aún lo es, me sigo preguntando mil cosas y más, muchas más.

Desde los 17 alternativamente he tomado narcóticos, evidentemente prescritos por un psiquiatra y luego por un médico de cabecera. El problema empezó con la muerte de mi abuela materna (aunque creo que lo hizo seis años antes con la de mi madre) y se agravó con la oscura trama de la de mi padre y ya remató cuando un jodido cabroncete o mejor cabrón (con todas las letras) que era mi marido, ante los hombres, dios y la santa madre iglesia, me ingreso en un psiquiátrico para deshacerse de mí…o por su sentimiento de culpa o por su incapacidad para reaccionar como un hombre cabal.
Creo que esto fue allá por 2002 no lo sé, no consigo recordarlo. La cuestión es que por entonces, cuando conseguí salir de allí, tuve que acudir a un psiquiatra de pago, que consiguió estabilizarme con un tratamiento que esta vez no fue equivocado ni experimental como otras.
Luego de ver todos mis sueños rotos, me recompuse y empecé a vivir…me largue de esta tierra mía que tantos sinsabores me ha dado y me fui a Barcelona, la ciudad más bonita del mundo, donde conocí al hombre más divino, también del mundo. Mis días allí eran agridulces, me faltaba un cacho de corazón que eligió quedarse en esta tierra que me ha visto nacer.

Y ahora vuelvo a estar aquí, con mi corazón completo, pero al igual con mis neuras, es que ellas me acompañan allá donde voy.
En estos seis años no me ha dado la real gana volver al psiquiatra, ni hacer terapia, ni gaitas. Eso sí he seguido con mi tratamiento, reduciendo las dosis diarias progresivamente, según mi propio criterio.

Ha mi vuelta por estos lares mi antiguo médico de cabecera está desaparecido y…gran problema el tocagaitas que me toca ahora por la seguridad social se empeña en mandarme a salud mental para, según él evaluar mi estado después de estos años. Mientras tanto me está jodiendo con su ética barata porque dice el señor que no debe recetarme tranxilium 10 ni dobupal retard, porque crean adicción ¡Manda huevos! Qué no lo sabía yo.

Y no, no voy a volver a ningún psiquiatra y mucho menos a salud mental…lugar del que tengo tan malos recuerdos y tantos traumas. Y necesito las putas pastillas, que los señores psiquiatras me prescribieron. Porque; sí, es cierto, crean adicción.

Así que hoy es un día de mierda porque se me han acabado y tengo la sensación de ser una drogodependiente enjaulada, a la busca y captura de su dosis diaria….Por ahí no cuelo, no quiero.
Pila Masterd; estaba mal, la vida me mordió de plano, necesita ayuda. Me recetaron diferentes tratamientos, por fin uno pareció dar en el clavo. Yo que estaba harta de guerrear, lo seguí y comencé a volar de nuevo, a recupera sueños, a estabilizar mi vida…

Voy a tirar mi ética, mi estética y mis modales y dentro de un rato (mañana) me voy a buscar un médico que lea mis informes, no me juzgue y me recete las pastillas de marras… y para eso le voy a pagar…y seguro que no va a haber ningún problema.

Me pregunto (siempre me lo he preguntado)… ¿Quién discierne qué es locura y qué cordura?
¿Dónde está el límite de la ética…lo tiene?
¿No es cierto qué todo tiene un precio?
….
….
…..

Preguntándome...Viviendo y viendo...

Qué bonita y puta es la vida. Y... Sí, la música unas veces amansa a las fieras y otras nos embravece.

Escuchando: la canción más hermosa del mundo del maestro Sabina.

23 abr. 2008

Maria.

Maria lloraba y esperaba y en la incertidumbre se desangraba y no hacia nada.
Ella se tambaleaba y cada día era más difícil mantener el equilibrio de la vida y de la muerte.
Y entre risas y llantos, entre abrazos, presencias, caricias y miradas se cobijaba.
Tenia todo y no tenia nada, ella amaba, pero no se amaba y se escondía tras la máscara de su egoísmo puro y duro.
Y luego sufría, se arrepentía y se decía que cambiaria y así son los últimos días de Maria…
Incertidumbre, risas, lamentos, espera y buenos propósitos.
Maria se negaba a creer que obras son amores y no buenas razones y en su incertidumbre se perdía. Maria.

11 abr. 2008

Palabras para un hombre bueno.

Ayer estaba bien y conforme avanzaba el día un desasosiego y una desazón iban haciendo mella en mí. Al principio no entendía porque, todo había ido bien, no encontraba un motivo especial al que achacar mi malestar.

Y es que ya sabes lo desorganizada que puedo llegar a ser y que casi nunca sé el día en el que vivo. He cambiado; soy más serena, mi carácter se ha dulcificado, ya no me enfado por chorradas sin importancia, pero sigo siendo un poco desastre.
¿Sabes? Muchas cosas se han trasformado en mi vida, casi nada es como cuando tú te fuiste. Julia está preciosa, termino de estudiar, hizo un módulo. Ahora trabaja conmigo en el restaurante y como tú me decías ella es mi alegría.
Vivo con un hombre bueno que me quiere y al que quiero, pero sobre todo me respeta y adora a la “niña”.
Renegón está en casa con nosotros, sigue siendo un caso aparte. Ha estado enfermo, no obstante ya se encuentra mejor, eso sí se ha vuelto si cabe aún más comodón. Procuro no hacerle mucho caso, bien sabes que siempre ha sido un egocéntrico, así que lo atiendo, sin dejar que me absorba. Él que sabe mucho recurre a la niña. Qué hombre!. Ya ves, no todo cambia.
Julio está pachuchillo, Se mejorara. Hemos estado muy distanciados, sin embargo nunca, nunca, hemos dejado de querernos. Hace unos meses nos reencontramos y fue precioso, él lloro bastante y yo también lo hice… de alegría.
Sus niños están bien. La mayor estudia historia (creo); no la he visto, es algo rancia, como su madre. Eva se ha puesto enorme y es muy guapa, también estudia. El niño ya trabaja, es como su padre: un poco alocado, con mucho carácter y un corazón enorme.
Poco a poco, después de muchas turbulencias la familia y yo vamos recuperando el trato, a pesar de ello nada es como cuando tú estabas. Algo se rompió con tú marcha.
Papa; te quise mucho y creo que no te lo supe mostrar, por eso quiero repetírtelo una vez más. Te quiero, siempre te voy a querer.
Cuídame a Jordi y dale muchos besos a mama, dile que ahora entiendo muchas cosas que antes no entendía, ella sabrá de qué hablo.

Hasta siempre papa. No olvides nunca que estás en mi corazón.


Hoy hace once años que murió mi padre, hace un rato lo he recordado. Fue un hombre bueno, que hizo las cosas lo mejor que pudo y supo. Se quedó viudo muy joven y tuvo que sacar adelante dos hijos él solo. Fue un hombre valiente y fuerte.
Hoy soy como soy gracias a él que siempre permaneció ahí haciendo las cosas lo mejor que sabía y más. Él siempre quiso todo lo bueno para mi hermano y para mí y procuro dárnoslo.
Él no vive, pero tampoco ha muerto porque en mi corazón es inmortal.

10 abr. 2008

Scotty

























Y ya somos once en casa.

Adoptado ayer mañana.


Directamente de la protectora de Almería.

Es un dulce. Estamos felices!!!

4 abr. 2008

De tiempo y conversaciones

Mama tengo un problema, mira es que tenia mucha hambre y he pensado hacerme unos macarrones, porque pizza no hay, bueno el caso es que me he puesto a ver una serie de la Fox y ahora no tengo ganas de cocer pasta, además no hay carne picada y no tengo pizza!!. Uhmmm anda qué unas tortitas mejicanas…

R: macarrones, macarrones, siiii

Iria: Yus hija estas fatal son las 1:20 de la mañana, cómete cualquier cosa y vete a dormir y tu R deja de darle vuelos

R: no son vuelos, es que yo me comería también unos macarrones

Yus: mama pídeme una pizza, anda

Iria: dios que familia de locos…qué hace el tío Juan?

Yus: ah pues dándole una bolsa de riskis (o como se escriba) al perro. Dice que tantos quesitos light no le hacen bien

Iria: Dónde esta A?

R: viendo Discovery, dice que cuando termine el reportaje, mira unas cosillas en el ordenador y se va a dormir, que mañana quiere madrugar y tampoco sabe qué va a cenar

Yus: así, mama qué ceno?

bla, bla, bla

bla, bla, bla, bla....



Esta es una velada normal en casa. Aún tengo que tender la lavadora, lavarme los dientes, ducharme, cenar, preparar unos listados para mañana (dentro de un rato), ponerles la comida a los gatos, recogerlos (que seguro están por esas calles de dios) y pensar que le voy a dar de cenar a grandullón ( el otro perro) porque me acabo de acordar que no me queda pienso. Y seguramente me olvido de algo.

Sí, soy muy desorganizada. Qué puñetas! de lo contrario no tendría vida. Mis mañanas son una vorágine, mis medios/días más de lo mismo (aunque ya en la faena). Siempre que no trabajo por las tardes/noches tengo algún sitio a donde ir o algo por hacer…Todo esto sin contar con que algunas noches también trabajamos...

Debería dormir más, fumar menos, no abusar tanto de la Coca Cola…pero el día de hoy, el momento de ahora, nunca más lo voy a vivir. Así que voy haciendo lo que me va apeteciendo, aún y que parezca surrealista y sin sentido.

Como diría Maquiavelo: Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos.
Como dice Iria: Tiempo mal vivido, tiempo perdido.