28 sep. 2007

Real...como la vida misma

Abusos


No podría, no puedo denunciar un abuso concreto, son demasiados, miles, que afectan a millones. La injusticia, el despotismo, arbitrariedad, ilegalidad, exceso, maltrato, explotación, el aprovecharse, propasarse, violar, atropellar….Están demasiado a la orden del día. Así que me voy a decantar por hacer mi denuncia extensa, a está nuestra sociedad, la sociedad de los medios de comunicación para facilitar la desinformación.
El sistema, somos nosotros, todos. No quiero dejar que esto me quede lejos y es que además está cerca, en forma de terrorismos, nacionalismos, corrupción generalizada... La deriva del mundo nos afecta y es hora de que el maquillaje de la sociedad del bienestar se deteriore para dar paso al auténtico rostro del capitalismo, que eufemísticamente se llama globalización.
La interrelación económica entre unos lugares y otros bajo el control de las grandes empresas (las multinacionales), incrementa muchísimo más la desigualdad a todos los niveles. Y este es el proceso social, político, económico y ecológico que está teniendo lugar actualmente a nivel mundial. Esta es la madre de guerras como la de Irak, Palestina….De hambres como las de África…Desigualdades como las de América del sur…Éxodos como los de los espaldas mojadas…La lista seria interminable.
Tagore, decía: que leemos mal el mundo y luego nos sentimos engañados. Y así es, de ahí la importancia de leer despacio, bien, entre líneas y no como no lo presentan y es que la ignorancia nos produce seguridad y es lógico ya que en nuestro ámbito estamos muy confiados y de está forma vamos endureciendo nuestras almas ante masacres, éxodos masivos, crueldad, mujeres rotas, niños agonizantes, hombres atravesados por el pánico y el odio, hambre irracional…Total, no podemos hacer nada, suficiente tenemos con lo nuestro, con lo más cercano…ya nos afecta bastante la muerte de un ser querido como para que nos preocupe la de alguien que no conocemos.
******
Esto tenía que haberlo escrito ayer (no lo sabía hasta hace un rato que lo leí en: Mar de preguntas de Inte), en realidad tendría que escribirlo cada día, para así no olvidarlo, para no relegar ni arrinconar los millones de abusos que se comenten a cada instante, para no tener mi jodida conciencia tranquila y limpia…porque seguro, que yo también los he cometido.

24 sep. 2007

Relatividades

Andaba y ando, estos días tocada por temas personales, porque después del tiempo he aprendiendo a no imponer mi verdad sobre otras, sino a definirla como propia, ya que solamente es la mía y no tiene por que ser la de los demás, igualmente he profundizado y me he aplicado, que mi verdad tiene trascendencia para mi y quizá para ti, pero comparada con las grandes evidencias del mundo y la vida, la magnitud de la mía, es ínfima.
Y llegados a este punto, compruebo que ello tiene tres vertientes, el bienestar que me produce ser consecuente conmigo misma, el malestar que me ocasiona que el otro a toda consta quiera imponerme su verdad (por supuesto con todo tipo de argumentos y estando firmemente convencido de que la suya es la genuina y auténtica) y por último la estupefacción que me origina la habilidad de este tipo de personas, para darle la vuelta a la tortilla haciendo filigranas y sin derramar una sola gota.
A todo esto, está noche pasada andorreando por Internet he encontrado un chiste, que me ha venido al dedo (aparte de echarme unas buenas risas), para describir la (falsa) creencia de que toda cuestión tiene dos puntos de vista el equivocado y el nuestro:

Un Cardenal es invitado a una cena entre parientes. En un momento determinado aparece la sobrina de uno de ellos con un vestido de un escote abismal. El Cardenal le dice:
-Te digo querida, que estás mostrando mucho más de lo que le conviene al pudor de una niña.
- Y usted, Cardenal, está mirando mucho más de lo que le conviene a un Príncipe de la Iglesia....

El chiste tiene su punto, porque la respuesta de la niña es pa quitarse el sombrero, pero ahora si no nos cuadriculamos y miramos un poquillo más allá, resulta que el cardenal es humano y la vista y la opinión son libres…Y la chica ejerce su autodertimación, como nos corresponde a todos. Y algo tan tonto como un chiste me lleva a la conclusión de que la razón y argumentos que aducen en apoyo de demostraciones, no solo tienen dos vertientes, ya que pueden ser muchas más…las de ellos, las de aquellos, las de los otros, la tuya…incluso la mía…

Ni todo es blanco, ni todo es negro, ni es del gris claro que tú lo ves, ni del gris verdoso que yo lo veo. La gama de colores es tan amplia y está influenciada por tantas cosas (luz, intensidad, primarios, secundarios…), que bien podría ser rojo, amarillo o azul…
He ahí la relatividad de cualquier verdad, concepto y precepto.

17 sep. 2007

Verdades.

Cuéntame historias de amores o desamores
Exprésate en política
Háblame de miserias, pobreza o chismes de la sociedad
Haz poesía
Transmite música
Expón cine
Escríbeme de ti con verdades
Sorpréndeme o no lo hagas
Llégame al alma o toca mi vena
Pero no te mientas ni me mientas

En esta puta vida que vivimos de prestado
Todo son dualidades
El bien y el mal
Lo honesto y lo deshonesto
Lo indecoroso y lo decoroso…

Mi existencia ha sido sórdida y noble
Cambiante y siempre propia
He caído al abismo del infierno por razón y orgullo
Y he saltado a la vida con verdades
Que unas veces han elevado mi alma
Y otras han tocado mis llagas

Llégame al alma o toca mi vena
Ignórame, si es necesario
Pero no me mientas con tus verdades.





Hoy amor...como siempre, el diario no hablaba de ti, ni de mí...

10 sep. 2007

A veces hay que darle espacio a la memoria.

A veces desaparezco, sin meditar en las consecuencias, simplemente porque lo necesito. Esta es mi historia constante con la vida, aparecer y desaparecer según mis necesidades y no es cobardía, es aire para poder respirar, es requisito para cuando los míos me precisan, es espacio para dar cabida a mis sueños, es mi tiempo de desconexión, es la escisión necesaria en cada trayecto.

A veces no quiero razonar, ni buscar un por qué, solo me apetece dejarme sentir y no dar justificaciones ni excusas, total todo pasa para algo…

A veces, demasiadas veces, no encuentro las palabras correctas y menos en el momento exacto.

A veces fallo, muchísimas lo hago. No es mi intención hacerlo, es que a mis 43 es difícil proceder como los demás esperan, desean o sienten. (Ya es muy complejo concebirlo como yo siento). Y es que una cosa es el sentir y otra el transmitir o el saber transferirlo. Yo, mil veces y más no sé trasladar mis sentimientos, pero invariablemente he sabido, sé, sentirlos.

Siempre, en cada uno de mis momentos, los correctos, los incorrectos, los adecuados los inadecuados…Siempre soy yo misma. Por tanto no caben disculpas, sino aceptación de lo que soy y como soy…un ser humano lleno de contradicciones, con unas prioridades básicas, unos principios precisos, muchos afectos (aunque unos más concretos que otros), y por supuesto no perfecta o lo que es igual, imperfecta.

Aclarado quien y como soy os dejo un extracto de un texto de Benedetti, con el que quiero agradeceros a todos sin excepción alguna y con inclinación concreta vuestro paso por aquí y las muchas, muchísimas, muestras de afecto, lealtad, cariño… que yo siento, pero no sé considerar o no lo hago en el momento adecuado.

“El olvido no es una victoria ni sobre el mal, ni sobre nada, es una forma velada de burlarse de la historia.
Para eso esta la memoria que se abre de par en par en busca de algún lugar que devuelva lo perdido.
No olvida el que finge olvido
Olvida el que puede olvidar…”

Gracias (tardías) a:
Ana de “A través del velo”: por otorgarme el premio “Los mejores momentos virtuales”. Ana es mi hermana virtual, es una amiga del alma, ocupa un lugar privilegiado en mi corazón y es parte de mi crecimiento personal, con ella he compartido lágrimas, penas, miserias, victorias, disputas, acuerdos, risas y muchas sensaciones más. Hoy, ahora, solo hay una cosa que le pueda decir. Te quiero.

Sole de “Soñar con el alma”: por concederme el premio “ Blog solidario”. Sole es una mujer que desprende bondad por todos sus poros, a la que conozco poco, pero me siento unida por esos hilos invisibles de la concordancia. A ella quiero decirle que mi afecto y admiración van en aumento en escalada constante hacia el punto álgido.

Jove: por tenerme en cuenta y adivinar que me gusta leerlo.
Cuco: por una lealtad que no me voy a cansar de reiterar una y mil veces más.
Susana: porque dio el paso que yo no fui capaz de dar, demostrándome lo que yo ya sabia…mi prepotencia y mi miedo al rechazo, me hacen perder muchas oportunidades de relacionarme con gentes (especialmente mujeres) que merecen bastante la pena.
Mariano: por demostrar ser, siempre un señor
Balanegra: porque me gustan sus comentarios, escuetos pero certeros, me encanta como escribe y me halaga que me visite.
Interrogación: porque a pesar de mi ausencia no ha olvidado este rincón y además me complace con sus escritos y su presencia.
Wil: porque me hizo reír y meditar muchas veces y eso siempre permanece.
Torosalvaje y Goldfinger: por vuestra deferencia.


Así que aunque nada es para siempre, todo se puede conservar dándole un espacio en la memoria.