11 abr. 2008

Palabras para un hombre bueno.

Ayer estaba bien y conforme avanzaba el día un desasosiego y una desazón iban haciendo mella en mí. Al principio no entendía porque, todo había ido bien, no encontraba un motivo especial al que achacar mi malestar.

Y es que ya sabes lo desorganizada que puedo llegar a ser y que casi nunca sé el día en el que vivo. He cambiado; soy más serena, mi carácter se ha dulcificado, ya no me enfado por chorradas sin importancia, pero sigo siendo un poco desastre.
¿Sabes? Muchas cosas se han trasformado en mi vida, casi nada es como cuando tú te fuiste. Julia está preciosa, termino de estudiar, hizo un módulo. Ahora trabaja conmigo en el restaurante y como tú me decías ella es mi alegría.
Vivo con un hombre bueno que me quiere y al que quiero, pero sobre todo me respeta y adora a la “niña”.
Renegón está en casa con nosotros, sigue siendo un caso aparte. Ha estado enfermo, no obstante ya se encuentra mejor, eso sí se ha vuelto si cabe aún más comodón. Procuro no hacerle mucho caso, bien sabes que siempre ha sido un egocéntrico, así que lo atiendo, sin dejar que me absorba. Él que sabe mucho recurre a la niña. Qué hombre!. Ya ves, no todo cambia.
Julio está pachuchillo, Se mejorara. Hemos estado muy distanciados, sin embargo nunca, nunca, hemos dejado de querernos. Hace unos meses nos reencontramos y fue precioso, él lloro bastante y yo también lo hice… de alegría.
Sus niños están bien. La mayor estudia historia (creo); no la he visto, es algo rancia, como su madre. Eva se ha puesto enorme y es muy guapa, también estudia. El niño ya trabaja, es como su padre: un poco alocado, con mucho carácter y un corazón enorme.
Poco a poco, después de muchas turbulencias la familia y yo vamos recuperando el trato, a pesar de ello nada es como cuando tú estabas. Algo se rompió con tú marcha.
Papa; te quise mucho y creo que no te lo supe mostrar, por eso quiero repetírtelo una vez más. Te quiero, siempre te voy a querer.
Cuídame a Jordi y dale muchos besos a mama, dile que ahora entiendo muchas cosas que antes no entendía, ella sabrá de qué hablo.

Hasta siempre papa. No olvides nunca que estás en mi corazón.


Hoy hace once años que murió mi padre, hace un rato lo he recordado. Fue un hombre bueno, que hizo las cosas lo mejor que pudo y supo. Se quedó viudo muy joven y tuvo que sacar adelante dos hijos él solo. Fue un hombre valiente y fuerte.
Hoy soy como soy gracias a él que siempre permaneció ahí haciendo las cosas lo mejor que sabía y más. Él siempre quiso todo lo bueno para mi hermano y para mí y procuro dárnoslo.
Él no vive, pero tampoco ha muerto porque en mi corazón es inmortal.

15 comentarios:

Wilde dijo...

No sé que decir, bueno si, no existe la muerte, existe el olvido.

Bs!

Iria dijo...

Wil; para no saber qué decir…lo has hecho genial. Exacto, se puede decir de mil maneras diferentes, pero sólo de una concisa. Tú lo has dicho. Muchísimas gracias.

Besos.

azzura dijo...

Se me encogió el corazón Iria.. mi padre murió hace dos años, bueno en Navidad hizo dos años.. yyy bueno que yo también escribí algo aquellos días pero lleno de dolor de rabia, de ira apenas contenida por lo injusto que es todo.. espero que llegue el día que pueda escribir algo tan bello como lo que tú has escrito
un beso enorme

Desesperada dijo...

y ahora en el de todos nosotros. un bico, guapa.

Iria dijo...

Azzu: el dolor, la rabia ,la ira, son tan necesarios es en estás situaciones que sin ellos seria imposible superar un proceso de duelo, por ello estoy segurísima que un día de estos escribirás una entrada hermosa, bella, dulce y serena dedicada a tu padre.
Y yo espero estar ahí para leerla.
Muchísimas gracias por tus bonitas palabras.

Un abrazo enorme y solidario.

Iria dijo...

Des: Te digo igual, muchísimas gracias por tus palabras. Escribir estás letras me ha llevado once años...pero son las más sinceras y hermosas que para mi gusto he trazado.

Bicos!

Clandestino dijo...

Qué bonito. Escribir ayuda a sentirse mejor, a ver las cosas con distancia, y no hablo del tiempo.

Por cierto, me encanta el diseño de tu blog.

Duende dijo...

solo muere quien cae en el olvido
salud

Anónimo dijo...

See Please Here

tootels dijo...

No te preocupes... te estará protegiendo y riendo... ánimos niña!! Eres una campeona y estará orgulloso de ti. Besotes.

Ana dijo...

Un simple y tierno abrazo desde la distancia. Sin palabras. te quiero.

cucoalmeria dijo...

El seguro que está orgulloso de ti y te esta observando, allá donde esté. Saludos.

Iria dijo...

Hola Clandestino! Muchas gracias por tu visita y disculpas por tardar siglo y medio en contestar.
Escribir para mí es terapia, en ocasiones me ayuda tanto a alejarme y mirar que aún me sorprendo.
Jajajaja gracias, también me gusta a mí el diseño del tuyo, qué digo, más que gustar me encanta!

Duende: exacto; no hay más, tú lo has dicho.
Salud!

Iria dijo...

Tootels: no me preocupo…son unos sentimientos plasmados en letras…desde el amor y con la perspectiva que da la serenidad. Tú eres un sol y me encanta esta amistad cibernética nuestra.

Besazos.

Ana: gracias. Un abrazo, inmenso. Yo también te quiero.

Cuco: que así sea…al menos yo quiero creerlo. Gracias. Besos.

Moisé dijo...

:(

:)

eso es lo que he sentido no te puedo decir mas.

one kisss