6 may. 2008

La experiencia.



A veces tengo la impresión de que no sé nada…
De que voy a encontrar el peine cuando ya esté calva
Y esa sensación me gusta porque me conecta con mi lado humilde.


Huellas en la arena, que el mar siempre acaba por diluir.

Buscando el peine. Mientras la soberbia acecha en la puerta.


15 comentarios:

Ana dijo...

Me encanta la comparación, jajjaa!! encontrar el peine cuando estés calva... y si no lo buscas? ya aparecerá cuando y donde menos te lo esperes. Y siempre tendrás otras opciones si no lo hace: lucir una bonita calva o encontrar un pañuelo, una gorra, un sombrero...quién sabe??
Un beso

juan rafael dijo...

tu busca el peine, yo buscare los pelos.

Iria dijo...

Ana: no, si no lo busco, solo voy adquiriendo experiencia.
Las gorras, siempre me gustaron... y creo que estaría mona con sombrero jajajaja.
Mil besos catalana.

Iria dijo...

Juan: jajajaja me ha encantado tu comentario.
Qué tal si no buscamos el peine ni los pelos y lucimos esplendidas gorras. Seguro que estaríamos bien.
Besos guapísimo.

tootels dijo...

una mujer sabia... quien no sabe busca.. y el que cree que sabe todo se ignora.. busca busca... ah! y por cierto, tienes en el lateral un gato haciendo fondos que como no pare no van a entrar los músculos en la pantalla... besines niña...

Wilde dijo...

La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que le damos a nuestros errores. (Wilde, Oscar)

Como no, totalmente de acuerdo. Con él.

ps. muy simpáticos tus gatillos Iria!

besines,

Iria dijo...

Tootels: jajajaja...no tan sabia, ni mucho menos. Tontina tampoco.
No busco, sólo espero encontrar.
Lo de los gatos es otra de mis pasiones (tengo dos en casa). Estos del lateral vienen a reflejar mis distintos estados de ánimo...espero ir situando más...no sólo es marcha, música, pereza, dulzura, actividad y melancolía o relax. Son muchos más.

Besos precioso.

Iria dijo...

Un gran tío Oscar, sabio y enorme...único, inestimable, Wil.

Como le cuento a Tootels son una de mis pasiones... Estos del lateral reflejan mucho de mí...implicando mi vena niña, cursi, dulzona, jajaja.

Besotes Wil.

Mariano Zurdo dijo...

Cada vez que acumulamos un conocimiento nos damos cuenta de que cada vez nos faltan más. Y eso es genial.
Y para qué buscar pudiendo encontrar...
Besitos/azos.

Jovekovic dijo...

La frase del peina y la calvicie, espléndida. La sensación que describes, plenamente compartida.

azzura dijo...

La soberbia.. ya sabes; va.. viene.. pero no se detiene, seguro que en tu caso nunca;)
Me gustó..
Un abrazo Iria, muy grande

Wilde dijo...

Que foto más bonita y creativa. Que texto más fascinante.

A mi las curas de humildad me dejan por el suelo. Hace tiempo que no tengo ninguna, toco madera.

Besos,

Ad astra per aspera dijo...

yo es que cuanto más vieja me hago más gilipollas me siento. no sé si tiene relación con el peine, pero me da que sí.

Iria dijo...

Mariano: dichosos los ojos jajajaja. Así es siempre aprendiendo, evidentemente; genial. Exacto no es cuestión de buscar, sino de saber encontrar.

Mil besos.

Jove: muchísimas gracias por tus palabras, son muy apreciadas por mí.

Abrazos.

Nunca se detiene Azzu, siempre está acechando. Y somos débiles ante ella…muchas veces soy altiva, otras menosprecio al otro y eso es soberbia. De cualquier forma el exceso de humildad o modestia es el efecto rebote y por consiguiente la gran mentira…y ahí ando entre soberbia y humildad intentando encontrar el equilibrio.

Abrazos enormes y muchos besos Azzu.

Iria dijo...

Wil: muchísimas gracias, eres un sol. Bueno; escribir no es lo mío, tampoco lo pretendo. Pero a veces soy ocurrente. Falsa modestia a un lado jajaja.
Las curas de humildad, como todo en dosis adecuadas son un lujo para el alma.

Muchas gracias y muchos besos.

Adastra: uff no me acostumbro jajajaja. Eres un caso jajaja qué vas a sentirte gilipollas todo lo contrario, cuanto más mayor te haces, más experiencia encuentras. Y de ella se aprende mucho, de cualquier forma nunca es suficiente y ahí es donde entra la búsqueda del peine.

Besazos guapa.