24 abr. 2008

Puta vida o vida puta.

La música amansa a las fieras y supongo que ese efecto surte en mí…

Mi mes de abril, está siendo una mierda; bueno tampoco es que me importe, ha sido un mes que nunca me ha gustado y que la vida me robó hace demasiados años y me volvió a robar una vez más…me robaba vidas. Vidas de los míos.

Ha sido este un día raro, tonto; bueno aún lo es, me sigo preguntando mil cosas y más, muchas más.

Desde los 17 alternativamente he tomado narcóticos, evidentemente prescritos por un psiquiatra y luego por un médico de cabecera. El problema empezó con la muerte de mi abuela materna (aunque creo que lo hizo seis años antes con la de mi madre) y se agravó con la oscura trama de la de mi padre y ya remató cuando un jodido cabroncete o mejor cabrón (con todas las letras) que era mi marido, ante los hombres, dios y la santa madre iglesia, me ingreso en un psiquiátrico para deshacerse de mí…o por su sentimiento de culpa o por su incapacidad para reaccionar como un hombre cabal.
Creo que esto fue allá por 2002 no lo sé, no consigo recordarlo. La cuestión es que por entonces, cuando conseguí salir de allí, tuve que acudir a un psiquiatra de pago, que consiguió estabilizarme con un tratamiento que esta vez no fue equivocado ni experimental como otras.
Luego de ver todos mis sueños rotos, me recompuse y empecé a vivir…me largue de esta tierra mía que tantos sinsabores me ha dado y me fui a Barcelona, la ciudad más bonita del mundo, donde conocí al hombre más divino, también del mundo. Mis días allí eran agridulces, me faltaba un cacho de corazón que eligió quedarse en esta tierra que me ha visto nacer.

Y ahora vuelvo a estar aquí, con mi corazón completo, pero al igual con mis neuras, es que ellas me acompañan allá donde voy.
En estos seis años no me ha dado la real gana volver al psiquiatra, ni hacer terapia, ni gaitas. Eso sí he seguido con mi tratamiento, reduciendo las dosis diarias progresivamente, según mi propio criterio.

Ha mi vuelta por estos lares mi antiguo médico de cabecera está desaparecido y…gran problema el tocagaitas que me toca ahora por la seguridad social se empeña en mandarme a salud mental para, según él evaluar mi estado después de estos años. Mientras tanto me está jodiendo con su ética barata porque dice el señor que no debe recetarme tranxilium 10 ni dobupal retard, porque crean adicción ¡Manda huevos! Qué no lo sabía yo.

Y no, no voy a volver a ningún psiquiatra y mucho menos a salud mental…lugar del que tengo tan malos recuerdos y tantos traumas. Y necesito las putas pastillas, que los señores psiquiatras me prescribieron. Porque; sí, es cierto, crean adicción.

Así que hoy es un día de mierda porque se me han acabado y tengo la sensación de ser una drogodependiente enjaulada, a la busca y captura de su dosis diaria….Por ahí no cuelo, no quiero.
Pila Masterd; estaba mal, la vida me mordió de plano, necesita ayuda. Me recetaron diferentes tratamientos, por fin uno pareció dar en el clavo. Yo que estaba harta de guerrear, lo seguí y comencé a volar de nuevo, a recupera sueños, a estabilizar mi vida…

Voy a tirar mi ética, mi estética y mis modales y dentro de un rato (mañana) me voy a buscar un médico que lea mis informes, no me juzgue y me recete las pastillas de marras… y para eso le voy a pagar…y seguro que no va a haber ningún problema.

Me pregunto (siempre me lo he preguntado)… ¿Quién discierne qué es locura y qué cordura?
¿Dónde está el límite de la ética…lo tiene?
¿No es cierto qué todo tiene un precio?
….
….
…..

Preguntándome...Viviendo y viendo...

Qué bonita y puta es la vida. Y... Sí, la música unas veces amansa a las fieras y otras nos embravece.

Escuchando: la canción más hermosa del mundo del maestro Sabina.

11 comentarios:

neurotransmisores dijo...

Supuestamente los locos son los que hacen lo que no hacen todo el mundo.

Saludos.

Jovekovic dijo...

Si la definición de arriba es cierta, tú no estás nada loca, porque medio mundo se infla a pastillas. No tengo autoridad moral para decirle a nadie que no se busque la tranquilidad como pueda, después de muchos años de meterme yo todas las porquerías de este mundo. Pero las porquerías no solucionan nada, eso sí lo sé, y en propia carne.
Besos Iria, mucha suerte y un abrazo muy fuerte.

Wilde dijo...

No te preocupes, Abril no tiene día 31, como mínimo, alentador!!!!

besazo!

ps. y si, puta vida!!!!!!!

Ana dijo...

Quizás sea el momento de poner las cosas en su sitio en lo que se refiere a este tema de tu vida. A por él, Iria!!! Un besazo
P.D. Ayer me fui a dormir muy temprano, estaba absolutamente agotada. Hablamos en otro momento, vale wapa?? Mil besos

tootels dijo...

Aplicando el dicho de los maquis de hace años... tranqui tronqui no te pongas nervi!! (no me creo yo haya escrito eso..)
Pues eso, suave, respira y sin problemas, por lo que te conozco te veo capacitada para afrontar lo que te venga, así es que deja que la fruta madure, ya haremos mermelada con ella.
Para animarte te contaré un chiste que ha perdurado en los años en mi familia, viene desde los ancestros romanos de mi abuelo, y es es siguiente:
Sabes porqué el Cesar lleva chanclas?










Piensa, no mires aún.. es malo si pero piensa...





















Porque es Julio.
Ahora vas y lo cascas!!
Besotes enormes, ah! y duerme por dios o por lo que sea.

azzura dijo...

Completamente de acuerdo Iria; como dijo Woody Alen "Cada vez que escucho a Wagner me entran ganas de invadir Polonia..";)
Siento enormemente que te haya pasado todo eso que decías.. en fin..la verdad es que me dejaste pasmada niña, la vida es un asco muchas veces sí

Desesperada dijo...

buf. no sé bien qué decirte. tengo un carácter peculiar, capaz de sobreponerse a casi todo y nunca he necesitado pastillas. pero, si las necesitase, me las tomaria. sufrir por sufrir me parece absurdo.

ánimo, abril está acabando...

juan rafael dijo...

Ya estamos en mayo y sigue la primavera, ¿seguirá esa contienda?

Iria dijo...

Hola amigos!
Abril termino, no se dio tan mal como yo esperaba. El problema de momento está resuelto. Por supuesto sigo con mis pastillas y acepto que son parte de mi vida. Ello no me hace ni mejor ni peor, simplemente me aporta paz."La peor de las guerras, es la que mantienes contigo mismo".

Muchísimas gracias a todosss por estar ahí, al otro lado.
Besos a los ocho.

P.S. A salud mental, ni he ido ni voy a ir, principalmente porque no quiero y tampoco lo necesito. Si mi médico se aburre, puede ir pidiéndose cita.
El aburrimiento, nunca fue problema para mí.

Anónimo dijo...

Y que pasaría si no vuelves a tomarte pastillas?

Iria dijo...

Hola Isaías, bienvenido.
Qué pasaría; seguramente nada irreparable, no obstante dejar un tratamiento de narcóticos es un largo camino del que no es nada recomendable apearse bruscamente.
Los efectos de la interrupción súbita de estás medicaciones son muy desagradables, tanto que llegan a impedir hacer vida normal…desorientación muy acentuada, ansiedad, nerviosismo, fatiga, adormecimiento de pies y manos, vértigo, convulsiones…solo son una pequeña muestra de los efectos adversos de dicha interrupción.
Hoy por hoy no me apetece nada pasar por todo ello, así pues elijo seguir con mis dos pastillas diarias (una de cada) y el tiempo dirá.

Gracias por tu visita. Un beso.

P.S. me ha gustado la pregunta.