15 jul. 2008

Crónica de una realidad.

Tiempos
de puertas que se cierran
caminos que terminan
ilusiones perdidas.
Sentires
de incertidumbres altaneras
desasosiego impertinente
incomodo desaliento.
Mezcla
de emociones
dolor y sosiego
y no tengo palabras
no hay palabras.
Quiero
hacer las paces
con mi propia realidad
no hay paz ni guerra
solo batallas por ganar
... o perder
Y
el miedo…
ese siempre va conmigo
en ocasiones de aliado
y otras de enemigo.



No me salvo, unas veces me va bien y soy gerente; otras mal y soy puta...No me salvo.

10 comentarios:

Mariano Zurdo dijo...

Te salvas sí, porque tienes controlada la espita del desahogo y eso es una grandísima ayuda.
Besitos/azos.

Jovekovic dijo...

Pues yo te abrazo, aunque sea desde Barcelona. Pero muy fuerte y eso es lo que cuenta.

neurotransmisores dijo...

Hay que ir ganando las pequeñas batallas.

Saludos.

Iria dijo...

Mariano: me salvo en el sentido estricto de la palabra, pero no en el metafórico y es que no quiero hacer del mundo solo un rincón tranquilo, de ahí que quiera ser consciente de mi propia realidad…y si me tengo que alquilar pues me alquilo, pero no me quedo inmóvil al borde del camino.
Esta poesía de Benedetti en mis peores momentos, siempre me ha ayudado…me ha retenido a la hora de juzgarme y luego el tiempo lo ha puesto todo en su sitio.
Gracias por estar. Besos.

Mi apreciado Jove: ese abrazo desde Barcelona me ha llegado y sí amigo eso es lo que cuenta el calor de la gente que te entiende… o no, pero está ahí. Gracias, muchas gracias.
Un abrazo enorme.

Neurotransmisores: efectivamente, de eso se trata de ir ganando pequeñas batallas poco a poco, sin prisas aunque sin pausas y nunca llegar a la guerra, pero si ir buscando la paz.
Salud.

Marisol dijo...

"Eres una princesa, solo basta que tú empieces a creerlo", lo escuché ayer, y justo leí tu post hoy.
Pasé a dejarte un feliz dia del amigo, quiero que sepas que puedes contar siempre conmigo.
Abrazos

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

uffff cuantas veces pensé igual, pasa que siempre me enontré con enemigos que cerraban puertas...

Wilde dijo...

No se trata de salvarse, sino de ser salvado. Yo si te salvaría, sin duda.

besines!

Ana dijo...

Un abrazo...sin más

Iria dijo...

Marisol: lamento mucho llegar tan tarde a leer tu comentario…Mil gracias por tan hermosas palabras. Y bueno; yo creo que es bonito haya un día para la amistad…especialmente por aquellas personas que son como yo con apariencia de efímeras pero con corazón perdurable.

Besos y un abrazo enorme…de corazón.


Viajar al olvido: bueno; nunca se sabe a veces que nos cierren puertas una y otra vez nos puede llevar a tocar fondo o la nada y sin duda alguna desde la nada siempre voy a tener la posibilidad del todo.
Gracias por pasarte.

Salud!

Iria dijo...

Wilde: tú sabes lo qué es tener la palabra justa en el momento adecuado? Pues eso, que mil y más gracias.

Un abrazo o dos o mas…Sin duda alguna.


Ana: mi querida Ana…ya sabes que tus abrazos siempre, siempre, han y van a reconfortar mi alma. Gracias, gracias por estar siempre, por ayudarme, por entenderme, por escucharme, por involucrarte, por quererme, por tantas cosas que la lista seria interminable, pero sobre todo muchísimas gracias por ser tan auténtica. En fin resumiendo: que te quiero. Sin más.