12 abr. 2007

El huracán consumismo.

Como cada noche he estado dando una vuelta por diversos blogs de los que voy siendo asidua, estos me llevan a otros y es así como he llegado a “un corazón para Guinea” (que os recomiendo visitéis), leyendo dicho blog me he parado a pensar en está sociedad nuestra, que nos está haciendo victimas de un sistema económico en el que se invierte mucho dinero, en lavar los cerebros, unas veces mas descaradamente que otras, en función de una única misión, vaciar nuestros bolsillos en pro de una serie de cosas que realmente no necesitamos. El huracán "consumismo" nos arroya a través de publicidad, medios de comunicación o las bastante influenciables costumbres de consumo que percibimos en nuestro entorno social. Claro, está situación nos genera malestar, no tenemos suficiente poder adquisitivo, los sueldos no suben para equiparar al IPC y nos quejamos por no tener, un mejor coche, mejores ropas, un nuevo móvil, una televisión en la cocina (mejor de pantalla plana), una cámara de fotos digital (último modelo)… y un sinfín de artículos para nada necesarios. De querer dichos artículos nos embarcamos en créditos que nos hacen muchísimo más insostenible el llegar a fin de mes y que lógicamente empeora bastante, nuestro ya consabido malestar. Todo ello con un único fin, buscar la felicidad por lo que tenemos y no por lo que somos. Olvidando así que seguramente seriamos mucho más felices siendo mejores personas y sin duda alguna sería mucho más barato, al ser más barato, nuestro malestar mejoraría e igual los precios no subirían tanto, no olvidemos que si los precios suben es porque hay demanda

5 comentarios:

Myrna dijo...

Muchas gracias por tu visita y sugerir nuestro blog para leer... los corazones estarán a la venta en breve y se podrá accesar (espero) desde el blog de guinea..y sino en el corazón pinchas y lleva a mi web donde se podrá accesar.

Parece que la gente responde poco a poco porque ya nos han ofrecido más corazones de parte de otra chica artista y bueno, pues vamos a empezar por allí y luego entraremos recolectando cosas para subastar y tb tengo en mente para recoger libros de texto que la gente tira y útiles escolares.. ojalá nos dé tiempo para todo.

Y claro que vamos a necesitar de personas como tú y ya iremos viendo de qué forma. Haré un gif para los blogs que quieran enlazarnos en breve.

Saludos y besos.

Ana dijo...

Parece que tú y yo levamos ritmos y horarios opuestos en estos momentos, ya que no coincidimos ni por casualidad.
El huracán consumismo, para mí es más una plaga endémica con difícll vuelta atrás que un huracán que llega, destroza y se va.Se ha ido introduciendo poco a poco hasta hacernos creer que es imprescindible, cuando en realidad nos ha convertido en esclavos. Creemos ser libres cuando en realidad la esclavitud es tan o más cruda que en épocas remotas. Nos escandalizamos de todo ese pasado, sin darnos cuenta de que lo nuestro es peor, ya que lo somos y encima ni nos enteramos y nos creemos libres. Vivimos una vida en la cual hay poco espacio para utilizar el supuesto libre albedrío que tenemos, embarcándonos en gastos e hipotecas para toda una vida y más allá de ella, condenándonos a tener que trabajar de sol a sol para pagar algo que, si nos paráramos a reflexionar y sentir, nos daríamos cuenta de que no es tan imprescindible como creíamos. ¿No es eso esclavitud?
Bueno, el tema da para mucho y yo estoy en el curro, ya me he extendido suficiente.
Pasaré por el blog del corazón para Guinea.
Besos hermana
Ana

Nathan Kurtz dijo...

Antaño se decía que el amor y le odio eran los motores que hacian girar del mundo pero parece que el consumo ha ocupado su lugar como impulsor planetario. Hablamos de la “aldea global” pero lo que en realidad tenemos es un mercado global.

Todo está articulado en torno a la comprar-venta lo cual es lógico si tenemos en cuenta que este es un mundo que, al menos en lo económico, es ferozmente liberal. El individuo que no compra carece de interés, por eso casi todo se vuelca con los jóvenes. Lo que no produce beneficios se aparta y por eso no se investiga en curas para casos de escasa incidencia poblacional. Se da de lado a los lugares que carecen de riqueza y se explota la de aquellos que poseyéndola no disponen de un marco jurido-politico-militar que las proteja..

El mundo es así y nos toca a nosotros cambiarlo aunque para ello primero tenemos que liberarnos del consumismo cosa difícil ya que somos yonkies de ese mal. Vivimos sometidos al móvil, estamos gobernados por el pc y por Intenet, nos dejamos alienar por el cine y la televisión, etc.

Es curioso pero loo que nos esclaviza lo vemos, queramos o no reconocerlo, como una válvula de escape para el día a día, como un elemento de ocio, como algo a lo que no vamos a renunciar ¿o si?

maki dijo...

Que bonito post iria y que veerdades reconoces en el , ojala todas y todos nos concienciaramos en esto y pudieramos decir basta ya

Yo me considero una persona muy normal ,no tengo movil ni lo quiero no tengo coche ni lo quiero tengo una bici y soy la persona mas feliz del mundo, te hablo a nivel personal, tengo otros errores que quiero cambiar poco a poco . intenet es muy caro , lo reconozco pero me hace ser feliz por poder comunicarme con personas como ustedes y ver el mundo como esta sin tener que viajar me saldria mas caro hacerlo creeme , en fin nos hemos metido como bien dices tu en un callejon sin salida , veremos como salimos de el

Gracias por tu visita y gracias por hablar de este proyecto del que si quieres podras formar parte tb

un beso y gracias :)

cucoalmeria dijo...

Es cierto esta sociedad consumista nos absorve y a veces no puedes hace nada si no es con dinero y cuanto mas tienes mas gastas y si gasta de lo mas caro, como acabremos ?. Un saludo.